Top

Argentina : entrevista a Marcos López sobre la industria olivícola nacional

April 10, 2017

El industrial olivícola reconoce que la demanda mundial viene creciendo y que está muy debilitado como para aprovechar la oportunidad. Afirma que: “Tenemos muchas fincas abandonadas y fábricas de aceite de oliva cerradas”.

Marcos López siendo muy joven se inició en el negocio olivícola. Tuvo oportunidad de transitar momentos difíciles y otros más aliviados, pero nunca lo suficiente para revertir drásticamente la situación de la actividad, que evidencia un serio deterioro de su estructura productiva.

image58e86d4fd3cc53.68387299

Marcos López dialogó con el diario argentino  Los Andes  sobre la actualidad y las perspectivas del sector. A pesar de que la demanda mundial viene de la crema, que la olivicultura argentina está muy debilitada como para aprovechar una oportunidad plena.

-¿Cómo viene el año productivo?

-Viene muy bien la producción primaria, hay buena cantidad de aceitunas. En cuanto a la calidad, obviamente, todavía no se puede definir porque no se ha empezado a hacer ningún tipo de análisis. Pero todo indica que, seguramente, va un ser mejor que el año pasado. Esa situación se observa en las distintas zonas productivas de Argentina, tanto en Catamarca y La Rioja como en San Juan y Mendoza.

-¿Han seguido los problemas sanitarios?

-Sigue presente el eriófido. Es probable que la producción se vea afectada en alguna medida. Pero no hemos tenido problemas climáticos, que son los que provocan la disminución de la producción, al menos en el caso de la aceituna para el aceite.

-¿Cómo está la estructura industrial del sector olivícola?

-Está muy deteriorada. Eso no ha cambiado y no va a cambiar de año en otro. Han cerrado muchas fábricas; Hay una capacidad ociosa importante.

¿Qué se debe este deterioro de la industria?

-Se combinaron varios factores. Por un lado, cuando entró en plena producción, las plantas fueron promovidos por el diferimiento impositivo, en las provincias del norte, Argentina.

-Eso implicó tener que salir a competir en el mundo

-Ése es, precisamente, el otro punto. Hay un precio internacional, que no lo fijamos nosotros sino los mayores productores del mundo (los europeos) que subsidian fuertemente al sector. Es necesario para la competencia, y esos valores terminan condicionando también los precios en el mercado interno.

-¿Fue posible aproparse?

-Fue muy difícil porque, a partir de un momento determinado, no eliminar los reintegros a las exportaciones y mantuvieron vigentes las retenciones. Fue un golpe muy fuerte Por eso el margen de maniobra ha venido muy bien acotado y muy escasas las posibilidades de que se sienten, sobre todo la estructura productiva primaria.

-Las condiciones del mercado externo, así como el productor de trasladan al.

– El que se exporta (el sector, en su conjunto) prácticamente el 70% del aceite de oliva que se produce, de manera que cuando la industria hace su estructura de costos, toma como referencia el precio al que va un el 70% De su producción Alguna empresa que esté más focalizada en el mercado interno puede pagar unos centavos más, pero hijo casos puntuales.

-¿Cuáles fueron las consecuencias de esta situación?

-El deterioro productivo de los olivares, que era todo en la condición muy precaria, los rendimientos bajos y las dificultades para mantener las explotaciones primarias. Además, con menores volúmenes de producción, las fábricas se disputaban, hasta donde podían, la materia escasa disponible y muchas no pudieron seguir ese ritmo. Por eso hoy tenemos muchas fincas abandonadas en estado precario, y fábricas de aceite de oliva cerradas.

-¿Cuántas fábricas han cerrado?

-No tengo el dato preciso. Pero desde 2008 más o menos a la fecha, varios establecimientos tradicionales en Mendoza ya no están. Algunos siguen operando bajo otra razón social, pero muy venidos a menos. Hay varios en venta pero, con el paso del tiempo, la maquinaria es más difícil de usar por, sin los mantenimientos anuales, se va deteriorando. Surgieron industrias nuevas, más chicas, pero las grandes, históricas, han ido desapareciendo. La baja ha sido importante.

-¿Cual es el panorama del mercado mundial del aceite de oliva?

-Las señales son muy positivas. Hay un aumento en el consumo internacional. Las grandes poblaciones (China, India) se incorporan al consumo de aceite de oliva y crece en otros países del sudeste asiático, inclusive en Estados Unidos, y también en América Latina.

 

Buscan contrarrestar el subsidio de Europa

El subsidio al aceite de oliva europeo desvela a los industriales argentinos, que buscan la forma de mejorar de alguna manera las condiciones de competitividad para el sostenerse en los mercados del exterior.

El empresario Marcos López cree que “debe pensarse en una mezcla” de medidas orientadas a contrarrestar el subsidio de aceite de aceite de oliva que produce los países de la cuenca del Mediterráneo.

“De hecho, dentro del Mercosur -reveló- desde la Asociación Olivícola junto a Pro Mendoza, estamos en un proceso de acercamiento con los productores de aceite de oliva de Brasil”.

 

Perfil

Marco López (45) : se inició en la actividad, en una finca de olivos que tuvo la familia en Lavalle, una multa de los ’90. Sigue ahora con la producción primaria, en los olivares situados en el mismo estado, en Maipú y en la provincia de San Juan. Contratar el servicio de elaboración y comercialización de aceite de oliva extra virgen en el mercado interno bajo la marca “Elia”.

 

 

Fuente | Www.losandes.com.ar

 

Comentarios

Tenes algo que comentar?





Bottom